El Gobierno uruguayo afirma que se preparó desde el punto de vista de la promoción para el turismo de cruceros con participaciones en diferentes ferias, así como con la colaboración de los operadores privados.

Uruguay logró revertir una etapa de "cierto estancamiento" y espera la llegada de 165 cruceros para la temporada 2017-2018, lo que marca un crecimiento en este sector respecto a la temporada anterior, en la que arribaron 151.

Así lo anunció hoy la ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichian, durante el acto oficial de lanzamiento de la temporada de cruceros que se realizó en el Teatro Solís de Montevideo.

"Uruguay hace muchos años se viene preparando de la manera más profesional para poder recibir estos barcos, hemos pasado algunos años con algunas dificultades o con cierto estancamiento, que por suerte hemos podido revertir este año y 165 buques van a llegar a Montevideo y a Punta del Este", señaló la ministra.

En este sentido, la titular de la cartera de Turismo explicó que el país suramericano se preparó desde el punto de vista de la promoción para el turismo de cruceros con participaciones en diferentes ferias, así como con la colaboración de los operadores privados.

"Todavía tenemos que crecer un poco más para estar en los mejores años que fueron de unos 180 cruceros entre Montevideo y Punta del Este", agregó.

Según Kechichian, los turistas de cruceros son "una gran fuente de promoción del Uruguay", ya que muchos de los cruceristas que recorren la ciudad vuelven al país en otra oportunidad para pasar más días y conocer otros rincones de Uruguay.

Por otra parte, la ministra anunció que se confirmó la inversión para construir una terminal de cruceros en el actual edificio del Ministerio ubicado en el Puerto de Montevideo.

"Una terminal tiene que estar en el puerto y ese es un lugar ideal, creo que va a ser una inversión importante y una mejora notable en la calidad de los servicios", concluyó.

En tanto, la sub gerente general de la Administración Nacional de Puertos, Alicia Abelenda, dijo que para la autoridad portuaria es "un gran desafío" la llegada de estos barcos ya que son un puerto multipropósito donde, además de los barcos de pasajeros, se reciben de carga y de pesca.

"En nuestro reglamento de atraque los barcos de pasajeros tienen prioridad y eso es un enorme desafío que asumimos con alegría y tanto es así que en nuestros planes estratégicos de desarrollo proyectamos un crecimiento de esta actividad para el 2020", concluyó Abelenda.

Fuente: https://www.efe.com

Artículos relacionados